Posteado por: vicentecamarasa | 27 octubre 2016

LOS ANILLOS DE LIESEGANG

En el Pinar del Rodeno (Albarracín) es muy habitual encontrarse con estas fantásticas erosiones que parecerían (casi) obras prehistóricas.

Se trata de franjas (ya en formas circulares, ya lineales) que se producen por medio de un doble proceso. El primero (interno) es una reacción química en rocas porosas (como el rodeno del que ya hablamos aquí) en donde el agua (durante su proceso de compactación) crean cristales (en este caso de óxido de hierro) que son más resistentes a la erosión posterior, creándose estas curiosas bandas


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías