Posteado por: vicentecamarasa | 23 marzo 2017

LA SALINIZACIÓN DE LOS ACUÍFEROS en zonas áridas

Ya vimos aquí las consecuencias que pueden tener la sobre-explotación de los acuíferos por medio de la agricultura de regadío

Cuando esto sucede en zonas cercanas al mar, como ocurre en gran parte del sureste peninsular (alrededor del 150% de sus posibilidades), las lluvias (escasas ya de por sí en estas zonas áridas) no son capaces de rellenarlos al mismo ritmo, permitiendo la progresiva entrada de agua salina marítima en ellos.

Campo de Golf en Almería junto a un salobral

Esta salinización se termina trasfiriendo a los suelos hasta dejarlos por completo inútiles para la agricultura, produciendo la desertificación.

Especialmente en el sureste peninsular esta sobre-explotación va ligada a sus dos principales fuentes económicas: el turismo y la agricultura bajo plástico o de cítricos.

La Manga del Mar Menor

Ante ello sólo puede aportarse más aguas (los famosos planes de trasvase, con enormes costes medioambientales, o desaladoras) o adecuarse a los ritmos naturales (desarrollo sostenible) racionalizando su uso (riego por goteo, cobertura de balsas de agua, regulación de nuevas explotaciones y establecimientos turísticos…) que puede producir la típica paradoja de reducir el crecimiento a corto plazo para una sostenibilidad a medio y largo plazo que suele enfrentar a conservacionistas y población local (cada uno de ellos mira un plazo distinto, argumentando sobre él)

 

 

 

TODOS NUESTROS POST SOBRE MEDIO AMBIENTE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías