Posteado por: vicentecamarasa | 29 noviembre 2016

PASEOS GEOGRÁFICOS. EL VALLE DEL RÍO AGUAS

Al fondo, la sierra Almagrera que cierra el valle por el norte

Desde los miradores de Mojácar o Bédar, el valle se convierte en una gran planicie reseca de construcciones aisladas y pueblos blancos en la lejanía, con extraños conos en medio de la nada.

Sin embargo, su historia geográfica es fascinante.

En primer término, Mojácar la vieja, abandonada a finales del siglo XIV tras ser asolada por un terremoto

Esto que vemos fue, en su origen, un gran golfo por el que debieron navegar los fenicios establecidos en Baría (Villaricos) para comerciar y buscar los ansiados filones de plomo y plata. Así probablemente lo debieron ver también cartagineses y romanos que tuvieron sus escarceos en la zona.

Era la zona un excepcional puerto natural (como lo era la desembocadura del río Almanzora en Villaricos) que, con el progresivo calentamiento y menor cantidad de agua procedente de las sierras cercanas (Bédar) junto a un acelerado proceso de deforestación en tiempos califales y taifas para construir las grandes flotas de la zona, fue produciendo su desecación para convertirse primero en un marjal como el que ya vimos en Pego, más tarde un saladar hasta convertirse en la actual rambla (La progresiva reducción de las lluvias fue pareja a una concentración de las mismas en los meses otoñales –gota fría-, con grandes avenidas de agua que arrastraron gran cantidad de sedimentos que hoy observamos)

En la derecha, la montaña partida es la desembocadura del río, que fue excavando lentamente para encontrar una salida al mar

Algunos de estas acumulaciones de sedimentos los podemos ver aún convertidos en perfectos conos de techo plano de color mucho más claro que las otras montañas aisladas, de materiales muchos más duros y oscuros y con plegados visibles, que pertenecen a la sierra cabrera en donde se instala Mojácar, fruto del movimiento alpino en la zona.

Pliegue en el valle, fruto del movimiento alpino

En estas dos imágenes se pueden diferenciar dos tipos de estructuras. En primer término, de color más claros (en gran partes yesos) las zonas sedimentarias (fíjate en sus características cárcavas) que han pervivido y aguantado la erosión fluvial del río Aguas. En segundo término, más oscura, la Sierra Almagrera, elevada en el movimiento Alpino

El valle del río Aguas desde el oeste (Bédar)

El gran macizo de la Sierra Cabrera cierra el valle por el sur

Sobre esta compleja geografía el hombre fue modificando el medio, encauzado el río (en realidad, sus esporádicas avenidas) para dedicar la zona a cultivos de secano, mientras que algunas zonas aprovechaban las surgencias de la propia Sierra Almagrera para crear pequeñas huertas.

La población (tanto por los problemas de las partes bajas (avenidas, paludismo, escarceos piratas) se situó en lugares elevados (tanto la Mojácar vieja como la nueva, Bédar), siendo la construcción en la parte baja (Turre, población dispersa) mucho más moderna, e iniciada en torno al siglo XVIII

Mojácar

En el centro de la imagen Turre en una pequeña altiplanicie sobre el cauce seco del río Aguas

 

TODOS NUESTROS PASEOS GEOGRÁFICOS


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías