Posteado por: vicentecamarasa | 5 mayo 2015

TRES FORMAS DE EDIFICACIÓN

Cuando analizamos la ciudad, además del plano, la trama, las funciones o la percepción de la ciudad, tenemos que tener en cuenta el tipo de edificios que nos puede dar muchas pistas sobre su evolución y ver cómo ha ido cambiando el territorio e, incluso, los gustos y necesidades de la población.

Si os fijáis en esta foto tomada en Pego (Alicante) podéis ver tres tipos de edificaciones diferentes.

Las más bajas son las más antiguas y responden a una sociedad más rural y tradicional.

Se tratan de casas bajas (dos pisos) con amplias puertas de entrada que eran utilizadas en muchos casos para la entrada de las bestias, siendo la segunda planta la habitacional.

Si os fijáis están organizadas en torno a un patio trasero (que habitualmente se continuaría con un espacio dedicado al corral, ya urbanizado), con ventanas más pequeñas (para protegerse del calor, igual que los colores claros) y techos de teja árabe o terrado plano, típico de las zonas con escasa pluvimetría.

Los materiales, aunque ahora enfoscados, bien podrían ser la piedra, normalmente de forma irregular (mampostería)

Serían típicas hasta el el siglo XX

Detrás suyo se alzan barios bloques. Su altura se debe al uso de nuevos materiales (especialmente hormigón) con vigas de hierro, paredes de ladrillo, luego pintadas.

Corresponden a un cambio económico y social. La población crece y necesita más edificaciones, realizadas en altura.

Cambia también la forma tradicional de la casa (pensada para una familia amplia) por otra más pequeña, que se va desvinculando de la agricultura (ya no existe espacio para animales, herramientas o corral), al ir tomando más importancia el secundario y un primer terciario.

Típicas de la segunda mitad del XX

A su izquierda aparece un nuevo edificio ya del XXI.

El material (ladrillo visto de mayor calidad y remates de metal y cristal, uso de distintos colores…) o el alzado (que sin perder de vista lo funcional intenta dar una imagen más atractiva a través de la curvatura de su fachada, la distribución de huecos) crean un edificio típico de una población que está teniendo un crecimiento turístico y crea edificios para segundas residencias.

En ella la gente no vive de continuo y busca una mayor estética, nuevos lugares de esparcimiento (fijaros la amplitud de la terraza frente a los anteriores edificios) y zonas comunes (que no vemos, pero en los que son habituales jardines y piscinas)

TODOS NUESTROS POST SOBRE URBANISMO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías