Posteado por: vicentecamarasa | 10 octubre 2014

EL ALGARROBO

Árbol típico del paisaje mediterráneo aunque la lentitud de su crecimiento y su abandono como cultivo productivo ha hecho que su presencia sea cada vez menor.

Perfectamente adaptado a las sequías estivales, su fruto, envuelto en una dura vaina, puede perdurar varios años en el suelo, esperando las situaciones más propicias para germinar.

Tradicionalmente sus hojas más bajas se utilizaban para el ramoneo del ganado mientras que sus frutos se utilizaban para el consumo humano ya fuera a través de harinas o de cocimientos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías