Posteado por: vicentecamarasa | 2 marzo 2011

LAS REVUELTAS ÁRABES Y SUS PRIMERAS CONSECUENCIAS ECONÓMICAS

Si en otros artículos analizábamos las causas (en Túnez, y en Egipto) y algunas consecuencias geopolíticas, ¿por qué no hablamos ahora un poco de economía? De esta forma os daréis cuenta de lo interconectados que nos encontramos (la famosa globalización)

A corto plazo ya estamos viendo dos grandes consecuencias.

Tomado de es.noticias.yahoo

En el aspecto negativo es la subida del precio del petróleo (especialmente tras la crisis Libia) y que se podría agravar de forma espectacular si las revueltas se incrementan en los países del Golfo Pérsico (ya estamos en eso en Barein). Evidentemente se trata de una escasez de demanda pero también de fuertes movimientos especulativos (los famosos y maravillosos mercados) en torno al petróleo.

Esto, en países machacados ya por la crisis económica, puede generar un gravísimo problema denominado la stangflación, o dicho de manera mucho más fácil: subidas de precios (inflación) unidas a altos niveles de paro. La combinación es explosiva, pues a mayores precios menos consumo y más paro, como ya nos ocurrió en la primera crisis del petróleo del 73. Es un círculo vicioso terrible, pues normalmente a menos inflación más consumo y menos paro o viceversa (a más empleo, más consumo y más inflación), pero al desvincularse los precios de la demanda interna (sus subidas son generadas por motivos exteriores, como estos de los que hablamos) toda la balanza se rompe y el sistema revienta.

Sin embargo, hay algo positivo. Nuestros grandes competidores turísticos son los países del norte de África (tanto por su clima soleado para el turismo de sol y playa, como por su atractivo turístico o sus bajos precios, ante los que no podemos competir).

Tomado de canariasactual

La crisis los ha dejado fuera de juego, pues si hay algo que deteriore el turismo es la falta de seguridad, y un flujo turístico que habíamos perdido está regresando a Canarias y, si la situación continúa así, hacia el Mediterráneo, y no os tengo que recordar que el turismo es una de nuestras grandes industrias y un gran productor de divisas y puestos de trabajo.

 

A largo plazo las cosas son más complejas de analizar.

Evidentemente hay algo evidente de lo que hemos hablado. Si no queremos que el norte de África se convierta en un verdadero polvorín tendremos que invertir abundantemente en él, tanto a cortísimo plazo (ayuda humanitaria, esencial para casos como el Libio) como a medio plazo que consolide la democracia y evite tentaciones totalitarias o integristas.

Otra futura cuestión será, ¿qué va a ocurrir con el petróleo? Evidentemente el tema es sumamente complejo y le dedicaremos un post íntegro a él.

Vicente Camarasa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías