Posteado por: vicentecamarasa | 3 septiembre 2010

EL PARQUE NATURAL DE SOMIEDO (ASTURIAS)

Buscando sorpresas naturales y bellezas ancestrales por España, en el Principado de Asturias encontramos un espacio sorprendente de la geografía ibérica, El Parque Natural de Somiedo, (declarado en 1.988), abarca cerca de 30.000 hectáreas, surcado por cuatro valles con sus respectivos ríos y 38 pueblos o aldeas distribuidos en este lugar excepcional y protegido que representa lo más puro de la naturaleza y etnografía asturiana, declarado reserva de la biosfera por la UNESCO en el año 2.000.

El paisaje representa la diversidad geológica de la Cordillera Cantábrica, básicamente rocas silíceas (pizarras, areniscas) y calizas con altitudes que superan los 2.000 metros, como el Cormón (2.194 m), ondulaciones de estratos rocosos, un relieve abrupto y fracturado, donde podemos acceder a bellos lagos de montaña de origen glaciar, destacan los lagos de Saliencia (La Cueva, Cerveriz, La Calabazosa, etc) y el Lago del Valle.

La hidrografía es propia del paisaje asturiano de montaña, ríos  estrechos, profundos y de caudal abundante y regular de régimen pluvial y pluvionival.

La flora protegida es extensa y variada, hermosos bosques fundamentalmente caducifolios de hayas y robles,  en las zonas más altas matorrales y prados, distribución escalonada de diferentes tipos de vegetación que nos ofrece una variedad cromática propia de cada estación, otoño multicolor, el verde primaveral y el invierno blanco.

Somiedo destaca por su fauna protegida, en otros tiempos perseguida, rebeco, corzo, jabalí, lobo, urogallo (especie amenazada), águila, buitre, etc  y el mítico oso pardo cantábrico, símbolo del parque.

Un elemento excepcional es la vida pastoril, la vaca asturiana, representa la principal actividad económica de estos lugares, esta ha  propiciado unos comportamientos trashumantes y unos hábitat singulares, destacan la existencia de brañas con cabañas de teito, construcciones ancestrales, distribuidas por el Parque en lugares a veces de difícil acceso y dispersas en prados de montaña.

http://farm5.static.flickr.com/4101/4951331950_a9bb576a21_z.jpg

Es una arquitectura emparentada con las pallozas y con los míticos castros.

Castro celtíbero. Badajoz

Su estructura es de planta rectangular construida con piedra seca y cubiertas con una estructura de vigas de madera, sobre estas la llamada escoba o piorno sobre brezo, de gran resistencia e impermeabilidad que dan ese aspecto singular y diferente a lo habitual, la cubierta requiere una renovación y mantenimiento anual, labor difícil y amenazada ante el abandono de prácticas ganaderas tradicionales, de ahí la necesidad de apoyo institucional para evitar su desaparición. El interior de las cabañas presenta una cuadra para el ganado y un habitáculo para guarecerse y pasar la noche los brañeiros, utilizadas en primavera y otoño. Destancan la brañas de La Pornacal, Saliencia, y Mumián, aparte muchas cabañas dispersas hasta contabilizar alrededor de 250 aproximadamente, de una conservación aceptable.

http://farm5.static.flickr.com/4122/4950756829_8f9957bf00_z.jpg

Otra arquitectura emparentada con la anterior son los corros,situados en partes másaltas del parque, de estructura circular, construidas totalmente en piedra toscamente labrada, cerradas con falsa bóveda y reforzada con tepes de hierba, dispuestas en pareja una para albergar ganado y otra para el ganadero, existen interesante ejemplos en la braña de Sousa.

Pola de Somiedo, capital del parque, pueblo enclavado en un hermoso valle, alberga un ecomuseo donde se pueden contemplar los utensilios más representativos de los oficios tradicionales de la comarca, existe un Centro de Interpretación del Parque Natural muy completo y didáctico, quienes trabajan en él no dudan en informar y responder con amabilidad al visitante. En el pueblo de Veigas se pueden visitar tradicionales viviendas con teito de escoba, interesante comprobar como vivían en otros tiempos.

En Somiedo es posible practicar  múltiples actividades como el senderismo, montañismo, cicloturismo, rutas ecuestres, etc., siempre dentro de una normativa propia de un Parque Natural. La oferta de alojamientos rurales es de calidad, economía alternativa, las familias acogen a los visitantes con amabilidad y deferencia.

Merece por tantos y tan múltiples valores naturales, paisajísticos y etnográficos visitar este espacio protegido de la montaña asturiana. Constituyen un legado sorprendente y excepcional que se conserva con el apoyo institucional del Principado y que se debe reforzar desde todos los organismos oficiales vinculados, para así evitar el abandono o la descontrolada acción antrópica que a veces altera estos espacios. Es obligado por todas las partes, obsesionarnos con la conservación y el desarrollo sostenible.

Debemos ver, disfrutar y aprender a preservar el medio natural, Somiedo es un buen destino.

Juan Aranda

Anuncios

Responses

  1. su artículo me a parecido muy espectacular con unas fotografías estupendas.

  2. me gusta

  3. soy descendiente de asturianos y me gusto mucho ver la tierra de mi abuelo cuanto daria por poder algun dia visitar villaviciosa

  4. […] Somiedo […]

  5. […] Somiedo […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías