Posteado por: vicentecamarasa | 9 julio 2010

TRAS UNA SEMANA DE OLA DE CALOR, AYER TERMINÓ LLOVIENDO BARRO

Esta semana de julio el calor ha sido insoportable como podéis ver en las fotos superiores. Una ola de calor.

Las temperaturas llegaron, en Jaen, a los 44 grados.

La razón era la configuración de los anticiclones y borrascas. Fijaros en el mapa de isobaras

La Península se encuentra bloqueada por dos anticiclones, el de las Azores (a la izquierda) y otro dinámico en Italia. Entre ambos, y ocupando la Península hay una pequeña baja térmica (provocada por el propio calor veraniego). Aunque no lo veamos entero, las isobaras de la parte inferior nos mostrarían otro anticiclón en el Sáhara.

Con esta situación los vientos del Sáhara (muy calientes) llegan a la Península.

Con ellos el jueves llegó polvo sahariano que dio a los cielos de Madrid un color plomizo

Ya por la tarde, pequeños focos de tormenta generaron lluvias que descargaron sobre la ciudad ese polvo sahariano, como podéis ver en cómo quedaron los coches

Vicente Camarasa

Anuncios

Responses

  1. Y que lo digas, no vuelvo a lavar el coche, será posible.

  2. […] Las olas de calor […]

  3. […] lo habitual) y su influencia en mares más fríos y terrenos más húmedos que (al contacto con las tradicionales olas de calor provenientes del norte de África) generarán mayor evaporación y unas tormentas más […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías