Posteado por: vicentecamarasa | 13 abril 2010

UNA FELIZ VISITA A LA MANCHA HÚMEDA… CON FUTURO INCIERTO

Aprovechando este invierno tan lluvioso me acerqué en estos días de abril a la llamada Mancha húmeda.

Así estaban aún algunas carreteras secundarias

Las Lagunas de Ruidera fueron una experiencia fantástica, con sus cataratas en las barreras de tobas

Pero aún más impresionante fue ver resucitadas a las Tablas de Daimel que en otoño estaban en gravísimo peligro (con incendios de las turberas subterráneas por la falta de agua).

Ahora, sin embargo, lucen esplendorosas y el agua invade los antiguos territorios que ya utilizaron los reyes de la Edad Media como lugar de caza favorito.

Su creación es conocida desde antiguo. En esta zona, al pie de los montes de Toledo, más baja que el resto, se unen las aguas salobres del Cigüela con un Guadiana que ha resucitado de las profundices a través de sus Ojos (antes de ellos, y al ser una zona caliza, se ha perdido por los sumideros, convirtiéndose en un río subterráneo por una serie de kilómetros)

Aunque la vegetación aún sea invernal, el espectáculo es grandioso, como podéis ver en alguna de estas fotos, aunque con mucha menos fauna de lo habitual.

Sin embargo toda esta alegría se encuentra un tanto empañada pues, ¿cuál es el futuro de esta zona?

Evidentemente todos los inviernos no van a ser tan lluviosos como este y el problema real no se ha corregido.

Todo el entorno del Parque Nacional está lleno de agricultura de regadío, como podéis ver en esta fotos.

Para este regadío se utiliza el agua subterránea del acuífero, al que no se le deja recargar de forma adecuada si no ocurren lluvias como las pasadas. Fijaros en el dibujo en estas tomas de agua y cómo ha bajado el acuífero.

Por lo tanto, si no se toman serias medidas para evitar estas tomas de agua, dentro de unos años volveremos a encontrarnos en la misma situación. Es un problema de economía sostenible. Con menos regadío habrá menos beneficios en agricultura, pero si se secan las Tablas (además del daño medioambiental) se perderán muchos puestos de trabajo de la zona que están muy relacionados con el turismo.

¿Habría posibilidad de una solución intermedia?

Vicente Camarasa

Anuncios

Responses

  1. Magnífico trabajo y estupendas fotos.

  2. Ahora que en el IES hablamos del los 80…Hoy leía y recordaba que el incendio de las Tablas comenzó en Septiembre de 1986..y sigue ardiendo

  3. […] Hace tiempo hablábamos de la recuperación de las Tablas de Daimiel gracias a las lluvias invernales. […]

  4. […] Los humedales […]

  5. […] Además, como ya se dijo, las inundaciones aportan limos extremadamente ricos para las tierras y permiten una recarga más efectiva de los acuíferos al abrir su extensión de recepción (como ya vimos en las Tablas de Daimiel) […]

  6. […] Un ejemplo son las famosas Tablas que, tras una época de peligro extremo, llevan unos años con buena salud (Toda su problemática la analizamos aquí). […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías