Posteado por: vicentecamarasa | 10 marzo 2010

LA DENSIDAD DE POBLACIÓN EN ESPAÑA Y MADRID

Para que podáis ver con más detalle lo que hemos explicado hoy en clase os ofrezco estos dos mapas

Tomado de www.ign.es/…/OcupaESO_Mapa_11.htm

Como decíamos en clase en España hay grandes diferencias entre el centro y la periferia. Ya sabéis que esto se debe a numerosas causas: clima mediterráneo continentalizado en el interior (más riguroso y con más días de helada para la agricultura), las dificultades de comunicación del centro (sin ríos navegables y con numerosas zonas montañosas) que inciden negativamente en la industria y el comercio, o el turismo en la costa como un factor que atrae población (al generarse más puestos de trabajo). El proceso de despoblación del interior es un fenómeno de la segunda mitad del XIX, el conocido éxodo rural

Madrid es, como decíamos, una isla demográfica, creada por una decisión política (la de hacerla capital desde tiempos de Felipe II)

En cuanto a nuestra autonomía es evidente la gran diferencia entre la capital (y su zona periurbana más cercana) y sus extremos, uno de los cuales sois vosotros.

Tomado de www.webmadrid.com/guia/ciudad/densidad.asp

Como bien decíais en clase, la falta de población y la debilidad económica van de la mano, en un círculo vicioso. También influye en las propias decisiones políticas, como ya comentamos en el caso del cementerio nuclear de Yebra.

Vicente Camarasa

Anuncios

Responses

  1. […] Algunas causas de este éxodo las analizábamos ya al hablar de densidad de población en España […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías