Posteado por: vicentecamarasa | 7 febrero 2010

UN MILAGRO SÓLO UN POCO NATURAL. LOS HUMEDALES DEL JARAMA (MADRID). Segunda parte. Vegetación

Estas lagunas dependen en gran parte de las aguas subterráneas que las llenan por filtración, pudiéndose secar (las menos hondas) en verano. En torno suyo lo primero que aparecerán serán grandes cañaverales que delimitan sus orillas e islas interiores. Su desarrollo es vital para las aves, pues en ellos pueden realizar (a resguardo de cualquier mirada) sus nidos.

Junco

Las cañas reverdecen en primavera desde sus propios troncos huecos

Junto a ellos comenzarán a aparecer otras especies de mayor porte. Especialmente serán tarajes (tarayes, tamarindos), un árbol de pequeñas dimensiones que tiene las características perfectas para prosperar en estas zonas.

.

Por una parte prefiere terrenos muy húmedos pero no le importan que el agua tenga un alto grado de salinidad. Y es que estas lagunas debéis recordar que se encuentran en terrenos yesíferos y, sobre todo según aumenta la temperatura, su concentración de sales es muy alta. Fijaros en las costras de sal que aparecen en los terrenos según se van secando.

Costra de sal

Tronco de taray

Taray. Floración primaveral

Con el tiempo a estas especies se le irán añadiendo álamos y chopos, lo suficientemente lejanos de las lagunas salobres (o con raíces profundas que llegan a aguas subterráneas más puras)

Álamo. Amentos primaverales en plena formación.

Álamo. Amentos  en proceso de maduración

Álamo blanco

Alamo negro

Tronco álamo blanco

Tronco álamo negro

Puedes ver la primera parte (formación geológica)  aquí

Puedes ver su fauna aquí


Vicente Camarasa

Anuncios

Responses

  1. […] Rivas o Velilla. En estos enlaces tenéis, en este propio blog, una explicación sobre su flora (aquí) y su fauna ( […]

  2. […] En cuanto a las plantas, ya en pleno otoño, muchos árboles de hoja caduca estarán mucho más amarillos (o sin hojas, según como venga el tiempo, pero que también puedes ver aquí […]

  3. […] En él la vegetación se distribuye en bandas paralelas, según su necesidad de agua. (Puedes ver más fotos aquí) […]

  4. […] aguantar sequías y vientos constantes (pero también suelos encharcados, pudiéndose encontrar en humedales), aunque no aguanta el frío intenso, por lo que es raro encontrarlo por encima de los 1.000 […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías