Posteado por: vicentecamarasa | 16 enero 2010

HAITÍ YA ERA UN INFIERNO ANTES DEL TERREMOTO

Tomado de http://misioneroscc.blogspot.com.es/2013/02/mensaje-de-los-obispos-de-haiti-tres.html

Como sabéis Haití ha sufrido un terremoto terrible (siete grados) en los últimos días (enero 2010). Sin embargo, su penosa situación que ahora nos cuentan constantemente los medios de comunicación no es nada nueva y el terremoto ha sido una desgracia más entre tantas, tal vez muy visible, pero quizás no la peor.

Sólo basta con pensar en una cuestión. Haití comparte isla con república dominicana, y aunque el epicentro del terremoto se haya situado en Haití, resulta asombrosa la diferencia de destrucción que nos encontramos en ambos países.

Y es que el terremoto ha removido, además de la tierra, una situación previa: la extrema pobreza de Haití.

Os muestro algunos datos para que lo veáis. Haití tiene una esperanza de vida de 53 años (frente a los 81 españoles), su mortalidad infantil es 74 por mil (4,2  en España) PBI per cápita de 1.844en dólares  (29.000 en España)…

Una imagen ANTERIOR AL TERREMOTO

Tomado de http://www.elmundo.es/elmundo/2008/04/07/solidaridad/1207526414.html

Los ejemplos podrían multiplicarse al infinito y siempre nos darían el mismo resultado. Haití es uno de los países más pobres del mundo… ya mucho antes del terremoto.

Sin industria, con unos bosques arruinados, sin turismo y con una deuda espectacular, Haití ya era un infierno antes de 2010, aunque curiosamente eso no era noticia de los telediarios, lo que nos debería hacer pensar sobre cómo se eligen las noticias interesantes (las tragedias no son todas iguales, y parece que un terremoto y su muerte explosiva es mucho más importante que las muertes diarias debidas a la pobreza, al hambre, a las enfermedades. ¿Será porque es más espectacular y nuestra sociedad sólo busca eso, grandes momentos aunque sean terribles que, por otra parte, nos dejen ayudar puntualmente para luego poder olvidarnos de ellos con la conciencia muy tranquila?).

Esta imagen es también ANTERIOR AL TERREMOTO

Tomado de http://unbohemioburguesenmadrid.wordpress.com/2008/12/19/fotos-premiadas-por-unicef-en-2009

Haití era ya un enfermo de muerte y el terremoto sólo lo ha demostrado. Los movimientos de tierra han destrozado unas casas endebles, unas carreteras casi inexistentes, unos hospitales que casi no existían, unas míseras escuelas, un gobierno casi fallido…

El terremoto ha hecho todo esto pero también ha puesto (al fin) el foco de los medios de comunicación sobre el país . Fijaros como google maps ha aumentado su definición de la zona con el terremoto

Tomado de http://estudiodelaemancipacion.blogspot.com.es/2011/01/aniversario-del-terremoto-de-haiti.html

Quizás ahora que nos bombardean con noticias la solidaridad desarrollada pueda comenzar a arreglar cosas. Pero para eso es necesario comprender que las culpas no son solo del terremoto, sino de la pobreza, y ésta no se arregla sólo con las aportaciones de dinero de un mes, sino comenzando a pensar de otra manera.

¿De verdad que es justo países tan pobres en el mismo planeta de otros tan ricos como nosotros, aunque estemos en una crisis?

Vicente Camarasa

Anuncios

Responses

  1. Lo peor, además de todo lo que dices, es que los mismos que generaron una historia de miseria, ahora ponen en marcha sus dispositivos de ayuda, u negocio que vendrá muy bien a la crisis. El espectácul de la solidaridad. Mucho cabreo!
    Saludos

    • Tienes toda la razón del mundo, Pilar. Es nuestra maravillosa doble cara

  2. Mientras estemos en un mundo neoliberal, nada nos importa, tan solo el dinero y el resto nada, lo que sucedio en Haiti el terrible terremoto, es el fiel reflejo de nuestros dirigentes mundiales, que tan solo les importa el Dinero y no el pueblo, y los pueblos, seguimos comiendo cuento de que tan buenos son esos dirigentes que la hacen mal a la humanidad, así nuestros dirigentes sean de Izquierda o Derecha, todos son iguales.

  3. SÓLO PENA ES LO QUE CIENTO.DIOS APIADATE DE HAITÍ.

  4. me parece que el presidente dveria ayudar mas a esa pobre jente que en estos momntos esta en la ruina toda esa plata que se gasta en estupideses decela a haiti que en estos momentos de la vida la necesitan mas que usted hoy por mi manana por ti..

  5. Hay que confiar solo en dios y no debemos desafiarlo

  6. pobres ojala aqui en donde vivo yo no pase esto me da demasiada lastima con el terremoto de haiti los quiero mucho a los que viven en haiti

  7. SOY VENEZOLANA Y SIENTO MUCHO DOLOR POR TODA ESA GENTE PERO TENGAMOS EN CUENTA ALGO X ALGO PASAN LAS COSAS Y COMO QUISIERA SER LA MUJER MAS RICA DEL MUNDO PARA AYUDAR A TODA LA POBLACION DEL PLANETA TIERRA PARA Q NO SUFRAMOS MAS. PERO HERMANOS PIDAMOS A DIOS RECICNACION Y MUCHO AMOR TRATEMOS DE DEJAR LAS GERRAS ESPERO ALGUNO DE LOS PRIMORDIALES Q OCACIONAN LAS GERRAS LEAN ESTE MENSAJE Y DOIS LOS AYUDE A REACCIONAR MIREMOS TODO LO Q ESTA PASANDO Y PREGUNTEMONOS X Q ESTA PASANDO TODO ESTO DIOSMIO Y YO ESTOY SEGURA Q EL LES RESPONDERA DIOS NOS PROTEJA A TODOS DIOS NOS CUIDE A TODOS LOS SERES VIVOS UN BESO AL MUNDO ENTERO Y PAZ PARA EL MUNDO.

    A YOTRA COSAS ME ENCANTARIA Q TENGO Q HACER PARA AYUDAR EN TODO ESTO Y EN MUCHAS COSAS MAS CHAO

  8. QUE DOLOR TE DA VER A ESOS NIÑOS DE HAITI ,POR TANTO HAMBRE Y MISERIAS QUE PASAN PENSAR QUE HAY TANTA GENTE QUE TIENE Y TIRA , TE DA TANTA FRONCA QUE DIOS SE APIADE DE ESOS NIÑOS…..

  9. hola soy una niña de 7 años me causa mucha tristesa que los niños sufran de esa nanera y que nio haya un gobierno que pueda aser canbiar el estilo de vida que llevan tosos los niños ancianos me da mucha tristesa


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías