Posteado por: vicentecamarasa | 22 abril 2009

LAS PARADOJAS DEL PROGRESO PERO TAMBIÉN DE LA CRISIS. EL TREN DEL TAJUÑA QUE YA NO EXISTE

Tomado de

http://www.viasverdes.com/ViasVerdes/Itinerarios/Madrid/Madrid/V%EDa%20Verde%20del%20Taju%F1a/Mapa

A finales del siglo XIX una compañía belga consiguió la concesión para hacer un tramo de ferrocarril de vía estrecha que conectara Madrid con el Mediterráneo. La empresa era sumamente arriesgada (en realidad era imposible) y el proyecto no consiguió completarse. Sólo se realizó el tramo Madrid-Arganda; Arganda-Chinchón y el que más nos interesa en este momento: aquel que desde Arganda recorre gran parte del valle del Tajuña.

Tomado de

http://www.geocaching.com/seek/cache_details.aspx?guid=138ed0f5-a6ea-4dad-8361-296fc9c83dcc

Éste tramo fue el último en realizarse y por un tiempo puso a toda esta zona en una vía de progreso imparable. Gracias a este ferrocarril las famosas aguas de Carabaña podían comercializarse con mayor facilidad (y aumentó su producción de una forma considerable). También otros pueblos de la zona sintieron su influencia, y gran parte de las vegas de Orusco o Ambite se utilizaron para cultiva hortalizas y remolacha azucarera (cultivo de moda a principios del siglo XX al perderse Cuba en 1898 y su caña de azúcar) que se dirigían hacia Madrid.

Antigua estación de Tielmes


Tanto la construcción del ferrocarril como los nuevos sectores ya mencionados aumentaron la riqueza de la zona, muy bien comunicada en aquel momento, lo que permitía (además) los movimientos humanos por todo el valle.

Carabaña

Sin embargo, el proyecto de este tren estaba condenado al fracaso, y nunca llegó al Mediterráneo (pues ni siquiera llegó a salir de la provincia de Guadalajara). Poco a poco se fueron clausurando tramos, siendo los primeros afectados los del valle del Tajuña.


Resto de un depósito de agua para la vía férrea en Orusco.

Fotografía Alba Navarro (2º ESO D, SIES La Poveda en Campo Real)

Se acababa la prosperidad del tren y la economía de la zona comenzó a resentirse, especialmente más cuanto más en el interior del valle se encontraban (Orusco y Ambite). Esta zona perdió sus excelentes comunidades y comenzó a quedar como un lugar periférico dentro de la provincia de Madrid, atrasado por su falta de comunicaciones y de posibilidades de trabajo.

Las traviesas del tren ahora reutilizadas en una casa de Orusco

Fotografía: Juan José Lópes Ventura (3º ESo C, Sies la Poveda en Campo Real)


Todo este fenómeno comenzó a revertirse en el final del siglo XX, pues de pronto las prioridades de la gente comenzaban a cambiar. Las carreteras ya habían sustituido al ferrocarril como principal sistema de comunicación mientras que la Naturaleza comenzaba a ser un valor en alza. Una población tan masificada y urbanita como era Madrid buscaba lugares cercanos en donde reencontrarse con lo natural, con paisajes poco urbanizados, lo cual sólo era posible en zonas más atrasadas en donde el progreso no hubiera destrozado el marco natural.

Comenzó entonces el fenómeno de las segundas residencias (en la actualidad ya casi primeras) en zonas naturales, el del turismo rural y el turismo verde. Todo esto ha contribuido a dar una salida a esta zona tradicionalmente deprimida que puede buscar su futuro económico en la preservación del paisaje y la Naturaleza.

En este sentido una de las primeras iniciativas fue la construcción (por parte de RENFE) de la Vía Verde del Tajuña, reconvirtiendo el trazado del ferrocarril en una vía cicloturista y de senderismo que atraviesa todo el valle.

Por otra parte la población de la zona ha comenzado a crecer con el fenómeno de la inmigración (en relación con las tareas agrícolas)  y de las segundas residencias (como es claro en el caso de Ambite).

Otra serie de negocios han ido creciendo a la sombra de esta nueva tendencia, desde casas rurales (Ambite), restaurantes (Chavarri, que reconvirtió la estación de Aguas de Carabaña), balnearios (el que se encuentra en fase de creación cercano a Carabaña)…

Como véis el progreso vino con el tren, se marchó con él pero regresó gracias a su cierre. Algo paradójico que nos debería hacer reflexionar sobre lo que puede significar la palabra progreso pero también la de crisis; en realidad deberíamos hablar de oportunidades y de la decisión de saber aprovecharlas en un momento preciso.

Y precisamente por eso, porque hablamos de oportunidades y decisiones, deberíamos tener la suficiente visión para aprovechar el momento pero sin cometer errores.

Deberíamos pensar que una parte importante del futuro de la zona está en saber conservar un patrimonio natural que urbanizaciones sin control, vertederos mal ubicados, mala conservación de la vía verde y de su patrimonio de arqueología industrial… pueden destruir.

Necesitaríamos saber vender el producto que se tiene con una mayor difusión del patrimonio natural (pero también cultural) de la zona, pero también deberíamos intentar conservarlo (y si es posible mejorarlo) con buenos planes urbanísticos, repoblaciones forestales, control de la agricultura… pero sobre todo con la valoración de los propios vecinos, sobre todo de vosotros, los que sois el futuro de la zona, que podréis vivir de ella y en ella.

Sólo cuando os deis cuenta de la importancia que tenéis a vuestro alrededor y seáis lo suficientemente conscientes de él, intentaréis conservarlo, y para eso lo mejor es primero saber para luego poder contárselo a los demás.

En vuestra manos está que el progreso que una vez tuvisteis y que ahora comienza lentamente a regresar no se desvanezca y os pueda servir para vivir de él.

Si queréis saber más de todo esto podéis consultar

http://www.aguadecarabana.com/historia.htm

http://www.ambite.es/index.php?option=com_docman&task=cat_view&gid=24&Itemid=56

http://www.foroware.com/forum/forum_posts.asp?TID=152 (Sobre el tren del Tajuña)

http://www.viasverdes.com/ViasVerdes/Itinerarios/Madrid/Madrid/V%EDa%20Verde%20del%20Taju%F1a/Ficha%20T%E9cnica (Sobre la Vía verde del Tajuña)

http://alumnatbiogeo.blogspot.com/2008/01/obras-arrasan-la-mejor-arbolada-de.html

Vicente Camarasa

Anuncios

Responses

  1. La via verde del tajuña no fue construida por RENFE, puesto que esta entidad no es la encargada ni de construir vías verdes, ni de la explotación inicial de este ferrocarril. La via verde es responsabilidad de a fundación de los Ferrocarriles Españoles y del ministerio de Fomento.

    • Gracias por tus precisiones

  2. […] Esto hizo que, terminada la guerra, se dejara de utilizar y se desmantelara, quedando tan sólo el tramo Orusco-Carabaña que se utilizó para la azucarera de La Poveda (el famoso tren de Arganda) y del que hablábamos en otro post. […]

  3. […] Fuente: foto […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías