Posteado por: vicentecamarasa | 24 marzo 2009

LA ECONOMÍA ES POLÍTICA (Primera parte). LAS RECETAS NEOLIBERALISTAS

 

Andy Warhol. Dollars

Tomado de

http://andthenifound5dollars.blogspot.com/2008_08_01_archive.html

 

La economía y las soluciones que propone dependen mucho de la ideología (conservadora o derechas, o progresista o izquierdas) de quien las cree. Para que os resulte fácil comprenderlo vamos a revisar rápidamente dos de las principales escuelas económica: la neoliberalista y la keynesiana, y algunas de sus variantes: Estado del Bienestar, modelo chino, economía verde, nueva economía, antiglobalizadores

 

La economía neoliberalista se basa en los principios de un economista del siglo XVII: Adam Smith. Éste autor se planteaba que el mercado (la economía) debe ser libre y nadie tiene que interferir en ella pues una mano invisible (la famosa ley de la oferta y la demanda) se encargará de organizarla. Por ello, los gobiernos deberían tomar cuantas menos decisiones mejor, y sobre todo encargarse de quitar cualquier tipo de ley que impida el libre desarrollo de la economía. Ésta fórmula tuvo su gran éxito desde los años 80 con Reagan (EE UU) y Thatcher (Reino Unido).

Con todo ello se suponía que la economía se comportaría de la forma más competitiva posible. Sólo sobrevivirían las empresas que tuvieran mejores productos y precios (controlando así la inflación), creando una mayor riqueza que terminaría por beneficiar a toda la sociedad (con muchos puestos de trabajo y escasos impuestos)

 

Visto así todo queda muy bonito pero sus inconvenientes son graves. En realidad éste sistema beneficia a las grandes empresas y capitales que se pueden mover sin ningún tipo de control, quedando indefenso tanto los trabajadores de los países desarrollados (trabajos basuras) como los países subdesarrollados casi al completo, que se ven verdaderamente invadidos por las grandes empresas multinacionales (la ya explicada deslocalización industrial) que sólo buscan beneficios, y no se pararán si esto significa grandes destrozos medioambientales o convertir a los trabajadores a población casi esclava (apenas tienen derechos laborales, tienen sueldos míseros, condiciones de trabajo terribles, trabajo infantil…)

Según alguno de sus críticos (Ramonet desde el Mundo Diplomatic, Samir Amin, el Foro de Porto Alegre…), este sistema neoliberal produce mucha riqueza pero muy mal repartida, haciendo más ricos a los ricos (ya sean personas o países) y más pobres a los pobres, produciendo migraciones masivas y daños medioambientales enormes.

 

 

Tomado de http://www.realidadesinexistentes.com/todo-vale

Santiago Sierra pagó a estos hombres (emigrantes sin papeles, pobres sin recursos) para que se dejaran tatuar una línea sobre sus espaldas. La crítica era evidente. El sistema neocom utiliza a las personas como objetos; las necesidades básicas obligan a los más pobres a venderse al sistema para que ésta haga lo que quiera con ellos)

 

En realidad  la actual crisis financiera tiene mucho que ver con estas políticas neoliberalistas que, entre otras tantas cosas, han dejado a los bancos y entidades de crédito hacer sus famosas hipotecas basuras (créditos para comprar una casa a aquellos que no iban a poder pagarla) sin ningún tipo de control. Estas hipotecas basura se han vendido y revendido por todos los bancos del planeta, creando ahora un verdadero problema pues muchos de sus activos están infectados (son créditos sin posible devolución), rompiendo además todo tipo de confianza en los bancos, que ahora se niegan a prestar, dejando sin combustible a la economía.

Este modelo es el predominante en la actualidad en una nueva versión, la llamada revolución de las élites, que pretenden tomar el timón y romper con las tendencias más igualitarias típicas de los 70 como podéis ver en la actual crisis y las soluciones que está tomando Europa, con un contundente ataque al estado del Bienestar (recortes en educación, sanidad, servicios sociales, pensiones…), fuertes tendencias a la privatización, una cada vez más alarmante diferencia entre las rentas del capital y las del trabajo (con sueldos y pensiones que se reducen frente a beneficios empresariales que se expanden), paso de los grandes capitales de la economía productiva a la especulativa (como decíamos, una de las grandes causas de la crisis)…

Frente a ello se están produciendo cada vez más revueltas y protestas que, junto a motivos particulares, tienen en común este grito contra la mercantilización de lo humano, el sometimiento de la política a la gran economía y el perverso reparto de beneficios (Pensad en la Primavera Árabe, el 15M, las revueltas turcas o brasileñas, Que se “fastidie la troika portuguesa, las mareas reivindicativas españolas…)

 

Vicente Camarasa

Anuncios

Responses

  1. La crisis actual como otras del sistema ponen de manifiesto que Adam Smith estaba equivocado. El sistema capitalista funcionado según los criterios de este personaje sencillamente se autofagocitaría, ya que, degraciadamente Hobbes tenía razón, “el hombre es un lobo para el hombre”, sobre todo los Madoff y compañia. Sin un ESTADO que redistribuya y sin una gestión correcta desde lo público, siempre pagan los mismos. ¿Como pagarán estos chorizos la ruina de miles de personas trabajadoras? ¿Aprenderemos de la lección? o como no ¿habrá que reeducar? Me copias.

  2. […] dos artículos anteriores analizábamos dos tendencias económicas (pero también políticas) el neoliberalismo y el sistema keynesiano aplicado a Europa (Estado del […]

  3. […] Hasta ahora hemos analizado el modelo europeo (El Estado del Bienestar) y el estadounidense (las formas neoliberales), así como la oposición a la globalización neoliberalista (Otro Mundo es Posible) o el antiguo […]

  4. […] el mapa tiene otras lecturas. Los EEUU, pese a una menor deuda, también la tienen (por tanto el modelo neoliberal tampoco es la solución, además de ser demasiado individualista, como vosotros mismos […]

  5. […] La economía neoliberalista […]

  6. […] Estos impuestos (poner más o menos, más directos o indirectos) dependerán de la ideología del gobierno, tal y como explicamos aquí y aquí […]

  7. […] Estos impuestos (poner más o menos, más directos o indirectos) dependerán de la ideología del gobierno, tal y como explicamos aquí y aquí […]

  8. […] buen reparto de la riqueza, aunque el origen del hecho es mucho más antiguo y nos llevaría a las políticas neoliberalistas de Margaret Thacher (realmente el modelo de inicio de las decisiones y consecuencias que ahora […]

  9. […] no significa inmediatamente mejora de la vida de la gente normal, sobre todo si se realiza desde modelos neoconservadores que apuestan por la exportación, la entrada de multinacionales, la explotación masiva de las […]

  10. […] cómo ha ido evolucionando la distribución de la riqueza desde los años ochenta (inicios de las políticas neoliberalistas) y que se han acelerado de forma brutal durante la actual crisis […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías