Posteado por: vicentecamarasa | 14 marzo 2009

UN MILAGRO SÓLO UN POCO NATURAL. LOS HUMEDALES DEL JARAMA (MADRID). Primera Parte: Formación

A veces ocurren cosas curiosas, como que la propia degradación del medio ambiente puede llegar a crear pequeños paisajes milagrosos, como ocurre con estos humedales, que acaban casi de aparecer (en la historia de la Naturaleza 40 años no es nada).

Para entenderlos, sin embargo, tenemos que irnos bastante más atrás, a finales de la era Terciaria. En ese momento se acababa de crear el Sistema Central y toda la zona sur de la provincia de Madrid se había convertido en un gran lago cerrado, sin salida al mar. Fue entonces cuando se crearon los depósitos de yeso que ahora bordean algunas lagunas y que explicamos aquí.

Tomado de http://www.butarque.es/parquelineal/joya/index.html

Más tarde, en la Era Cuaternaria, la Península basculó (se inclinó) hacia el oeste, apareciendo entonces todo la red hidrográfica actual. En concreto, en Madrid el Manzanares y el Jarama comenzaron a realizar su profunda acción erosiva (en un clima con lluvias mucho más abundantes), encajándose entre las grandes paredes de yeso y trayendo grandes fragmentos de rocas desde el Sistema Central.

Estas piedras las solemos llamar cantos rodados (pues no tienen aristas por la erosión del agua) y se fueron depositando poco a poco en el fondo del Jarama, creando grandes acumulaciones (pueden llegar a los veinte metros de profundidad) de piedras de gran dureza (normalmente cuarcita) que nuestros antepasados del Paleolítico ya utilizaron para hacer sus hachas e instrumentos.

.

Cantos rodados. Cuarcita, arenisca y cuarzo.


Más tarde el clima se fue haciendo progresivamente más seco y el caudal de los ríos disminuyó. Con menos agua, los ríos también tenían menos fuerza y conseguían arrastrar piedras cada vez más pequeñas y más tarde sólo pequeñas partículas (limos) que se fueron posando sobre las piedras.

Muchísimo tiempo después, el fuerte crecimiento que tuvo la ciudad de Madrid necesitó de gravas (estas piedras trituradas) para el cemento de construcción, y empezó a explotarse (a cielo abierto, sin túneles) estas graveras.

Acumulación de cantos rodados, restos de la actividad de las graveras

Con gigantescas grúas se comenzó entonces a excavar las cercanías del Jarama buscando sus cantos rodados. En su búsqueda se crearon grandes huecos abiertos en el paisaje que se fueron abandonando cuando se extrajo toda la capa de piedras.

.

Tomado de http://www.elsoto.org/agresiones-rios-gravera2.jpg


Explotación abandonada

Explotación en funcionamiento

Áridos

La vegetación lacustre invande las zonas por debajo del nivel freático

Es entonces cuando la Naturaleza intenta volver al equilibrio. Muchos de esos huecos (por debajo del nivel de las aguas actuales del Jarama) se fueron inundando por filtración y fueron creando lagunas que muy pronto hicieron crecer grandes zonas de juncos y más tarde arbustos (tarays) y árboles (álamos, chopos).

.

Laguna del Raso. Velilla.

La abundancia de vegetación y agua atrajo a la fauna y comenzaron a llegar numerosas bandadas de patos, fichas, somormujos y gaviotas (también fruto de lo humano, pues comenzaron a extenderse en los basureros, como el de Valdemingómez).

.

Laguna las madres. Arganda.

Y hasta aquí la historia de cómo se crearon las lagunas actuales que puedes encontrar cerca de Arganda, Rivas o Velilla. En estos enlaces tenéis, en este propio blog, una explicación sobre su flora (aquí) y su fauna ( aqui)

Vicente Camarasa

Anuncios

Responses

  1. me encanto tu explicacion !!!!

  2. […] El relieve que forman los yesos suelen ser suaves colinas, aunque pueden generar otros tipos, como los cortados que podéis ver cerca de Arganda, generados por el Jarama (Puedes saber más de ellos aqui) […]

  3. […] Puedes ver la primera parte (formación geológica)  aquí […]

  4. […] La foto os explica el proceso (también podéis verlo aquí) […]

  5. […] Los humedales […]

  6. […] Los humedales del Jarama […]

  7. […] Ya en el siglo XX, y como gran parte del parque de Suroeste, las canteras de extracción de áridos cambiarían completamente el paisaje, al crearse (por infiltración) las lagunas actuales (ya hemos explicado el proceso aquí) […]

  8. […] Las actividades mineras también cambian radicalmente el paisaje, como esta planta de áridos cerca de Velilla, una de tantas en el Parque Sureste de Madrid que creó sus actuales lagunas […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías